Crecer en una Granja protege de las Alergias

Jugar en los establos y crecer rodeados de animales de granja. Esta parece ser una buena fórmula, rica en hongos y bacterias, que protege a los niños de sufrir asma y alergias.

Así lo confirma una revisión que acaba de publicar la revista científica ‘The New England Journal of Medicine’.

¿Cómo se explica esto? El sistema inmune tiene dos grandes funciones: reconocer sustancias extrañas que pueden desencadenar infecciones y luchar contra ellas. “Para desarrollar esta respuesta inmune correctamente es necesaria la presencia de microorganismos.

Si no los hay, el mecanismo del sistema defensivo se altera y empieza a responder ante sustancias parecidas, pero no patológicas, como los ácaros o el polen, lo que da lugar al desarrollo de alergias”, afirma Julio Delgado Romero, coordinador del Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). La incidencia de esta afección ha incrementado en los últimos años: “Ha pasado del 12% de la población infantil en 1980 a más del 20% en la actualidad”. Dado que “la mayoría de los casos de asma tienen un origen alérgeno”, la alteración del sistema inmune también repercute en el incremento de casos de esta afección respiratoria.

Es lo que ocurre en las ciudades, donde abundan los alérgenos y la presencia y la variedad de microorganismos es más reducida que en una granja. “La carga bacteriana del estiércol, las vacas y los establos es tremenda y el contacto con este tipo de microorganimos reduce el riesgo de asma”, agrega José Ramón Villa Asensi, jefe de sección de Neumología del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús (Madrid).

Ya lo apuntaban estudios anteriores, uno de los cuales concluía que el riesgo de alergias y asma era dos tercios mayor en los niños que no tienen contacto con granjas que en aquellos que sí viven en este ambiente.

¿Qué pueden hacer, entonces, los padres de niños que viven en ciudades para evitar que sus hijos padezcan estas afecciones? Delgado Romero ofrece algunas recomendaciones: “Aplicar medidas de higiene sin obsesionarse; evitar en la medida de lo posible la exposición a sustancias alérgenas desde pequeños; que el niño salga a la calle y seguir los consejos del médico a la hora de introducir los alimentos en la dieta de los pequeños”. Teniendo en cuenta que hay un componente genético que predispone al desarrollo de la enfermedad alérgica, estos consejos se indican especialmente cuando alguno de los padres padece alergia. En este caso, el riesgo de los menores aumenta un 25% y si los dos progenitores estuvieran afectados, las probabilidades aumentan un 50%.

Fuente: Laura Tardón El Mundo

Historia de la Porcicultura

Existen dos procesos paralelos de domesticación del cerdo, uno en oriente próximo hace unos 13,000 años y otro en China fechado en los 4,900 a.c. lo cual convierte al cerdo en uno de los primeros animales utilizados por el ser humano.   Desde sus inicios algunos pueblos consumían su carne y otros la consideraban indeseable.

Posteriormente se comenzó la domesticación del cerdo en Europa, la cual se dio alrededor de 1500 años a.c.   Después de la edad media se dividió a los porcinos en 3 grandes grupos: los cerdos asiáticos de cuerpo corto y grueso, los cerdos nórdicos de cuerpo alargado y extremidades altas con el dorso arqueado  y los cerdos mediterráneos de características intermedias como una cruza de los dos anteriores.

Fue la última especie la que viajó con Cristóbal Colón a Cuba en 1493, donde se expandieron a Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador.  Pero fue hasta el siguiente siglo que las especies tanto asiática como europea llegaron a México con los españoles capitaneados por Hernán Cortés, y al reproducirse sin ningún tipo de control dieron origen a los cerdos criollos.

Fue hasta el siglo XX que se importaron razas mejoradas y durante varias décadas la porcicultura creció hasta convertirse en la segunda fuente de abastecimiento de carne en México, e incluso, se convirtió en el sistema ganadero más importante del país por volumen de producción en la década de los setenta aumentando el consumo per cápita.

Fuente: www.sagarpa.mx

Manejo sanitario de ganado bovino en México

Alberto García Escalera, gerente técnico de Vacunas y Hormonas en MSD México, sostuvo que el sector ganadero en México se divide en 2 rubros: las fincas tecnificadas con sistemas estabulados y los sistemas extensivos, con los hatos pastando todo el tiempo.

En las primeras, el 99 % apela a la prevención de enfermedades con base en las vacunas, mientras que en la segundas su uso es bastante reducido. De acuerdo con el experto, apenas un 30 o 40 % de estas producciones utilizan las inoculaciones.

“La enfermedad más común, especialmente para nuestros países en América Latina, es la brucelosis. En México tenemos una campaña nacional de prevención de brucelosis, que está muy avanzada en los hatos altamente tecnificados, con programas preventivos muy rígidos para tratar de eliminar esta enfermedad”, subrayó.

García Escalera anotó que, al igual que los demás países, también deben lidiar con patologías como la rinotraqueitis infecciosa bovina, diarrea viral bovina, y leptospirosis, especialmente las zoonóticas.

Hay mucho foco de las autoridades y de medicina veterinaria para controlarlas, incluso hay programas de erradicación. Obviamente la parte fundamental es el uso de vacunas, que tengan los niveles de protección adecuados para frenar estos problemas”, declaró.

Fuente: Contextoganadero.com

Datos curiosos sobre las vacas

  • La ubre de una vaca puede almacenar aproximadamente 20 litros de leche  

La capacidad de almacenamiento de leche en ubre puede variar considerablemente de acuerdo a la raza, pero hay animales que acumular hasta 20 litros.

Una ubre con 15 litros de este líquido puede pesar 50 kilogramos. Cuando este órgano está lleno, tiene un buen volumen, es profunda, y suave al tacto.

  • Las vacas pasan de 6 a 7 horas al día comiendo alimento y unas 8 horas masticándolo.

Durante el día, un animal se puede comer lo equivalente al 10 % de su peso en forraje verde, es decir, una vaca de 500 kilos puede ingerir cerca de 50 kilos de pasto diarios.

Cuando la vaca ingiere el pasto puede durar hasta 8 horas masticándolo, haciendo este movimiento al menos 50 veces por minuto.

  • Una vaca de 450 kg puede producir 10 toneladas de abono por año.

Este tipo de abono benefician el suelo haciéndolo más rico en nutrientes, los que a su vez se desprenden hacia las plantas y cosechas en forma estable y con dosificación natural incrementando su vida útil.

Principales enfermedades de los lechones

Cuando nacen varios lechones inician su enfrentamiento a una serie de obstáculos que limitarán su crecimiento normal, los enfermarán o hasta los llevarán a la muerte.

Para reducir la posibilidad de que los lechones puedan enfermarse por algún patógeno transmitido por su madre, o por otros lechones o el medio ambiente;  se han diseñado programas integrales para el control de esos patógenos: vacunación en las madres, vacunación en las primerizas, medicación estratégica para reducción de patógenos, protocolos de lavado y desinfección de instalaciones, programas de manejo de lechón recién nacido, uso de probióticos y prebióticos, programas integrales de nutrición (mejores dietas, mejores ingredientes, etc.), control del medio ambiente, entre otros.

Para reducir la posibilidad de que se rompa esa delgada línea de la vida en los cerdos, es importante que entendamos la dinámica de la infección de cada una de las enfermedades que se presentan dentro de la granja, además de entender la interacción que hay entre ellas.

Al entender el tiempo que dura la inmunidad materna podremos decidir que tipo de vacuna usar, cuando es el momento mas adecuado para aplicarla y de que manera podemos apoyar la reducción de enfermedades secundarias por medio de programas estratégicos de control con el uso de antibióticos, prebióticos, probióticos u otras alternativas.

Además, debemos entender la composición de cada vacuna para decidir el uso de las mismas, la mayoría de las bacterinas para H. parasuis tienen en su composición mayor cantidad del serotipo 5, contrario a lo encontrado en México por  Herrera y Huerta et al (2011) sobre la prevalencia de los serotipos de H. parasuis, donde se encontró que el serotipo 4 tuvo mayor prevalencia que el serotipo 5;  de la misma forma debemos conocer que las bacterinas para el control de APP variará su eficacia con base a su composición estructural, en el entendido de que las tóxinas son esenciales para el control de la infección durante la engorda, pero no suficientes para lograr una transferencia de la inmunidad materna solida y por esa razón la bacterina debe contener pared celular.

En la siguiente gráfica podemos identificar la frecuencia en que las enfermedades de los cerdos se van presentando a lo largo de su vida, si lo tomamos como ejemplo y desarrollamos uno propio acompañado de las herramientas de diagnóstico que tengamos disponibles en nuestras regiones, podremos identificar a detalle la dinámica de las infecciones de nuestra granja y de esa forma poder hacer “programas integrales de control de patógenos”.

Ahora nos enfocaremos un momento a Mycoplasma, uno de los patógenos que ocasiona más pérdidas en la industria porcina.

Interpretando ambas gráficas podemos identificar que la inmunidad es suficiente para proteger al lechón por mas de 3 semanas, pero también en esa etapa es en donde se da la principal contaminación de la madre al lechón. Si hacemos un estudio para determinar la prevalencia de Mycoplasma en los lechones destetados, nos dará datos suficientes para poder determinar el plan de acción a seguir, que puede ir desde:  no hacer nada o hasta programas integrales de vacunación de madre y lechón, así como tratamientos con antibióticos en varias etapas de la producción, sin considerar las estrategias de manejo o sistemas de producción (tres sitios o múltiples sitios; sitios 1 de primerizas y sitios 1 de multíparas), amén de analizar el comportamiento de la enfermedad cuando tenemos presencia del virus de PRRS, PED, Influenza, Fiebre Porcina Clásica (se menciona por algunos países en América del Sur aún tienen problemas de FPC) entre otras.

Finalmente sugiero el estudio de la farmacodinámica, farmacocinética de cada unos de los antibióticos que usaremos para controlar algunos de los patógenos que afectan la granja, debemos entender la dosis en mg/kg de peso, la mejor vía de administración, días de tratamiento, interacción o antagonismo con otros antibióticos y si el antibiótico realmente tiene efecto sobre el patógeno que queremos controlar.

La delgada línea de la vida del cerdo, depende directamente de nuestras decisiones en granja y  de nuestras acciones el convertirla en una gruesa línea de la vida, fortalecida por programas integrales de control de patógenos (vacunación, medicación) y complementada programas integrales de bioseguridad.

Allen D Leman, Diseases of Swin2, 2015

Herrera y Huerta, (2011), Estudio de prevalencia de H Parasuis en la República Mexicana, Congreso AMVEC 2003

Fuente: porcicultura.com

12 Características de la Ganadería Sostenible

1. La energía utilizada debe ser eficiente y disponible a bajo costo como solar, eólica, tracción animal, materia orgánica etc.
2. El tamaño del promedio debe ser adecuado a las necesidades del núcleo familiar o comunitario.
3. El uso de insumos debe ser mínimo, privilegiando el uso de recursos locales y reduciendo al máximo la dependencia del mercado de insumos.
4. El uso de la mano de obra debe ser principalmente familiar y/o comunitaria.
5. Los productos deben ser de alta diversidad, para reducir riesgos integrando una cantidad equilibrada de componentes agrícolas, pecuarios y forestales.
6. La cantidad de productos debe ser alta para cubrir las necesidades de auto consumo familiar y atender la demanda del mercado local y nacional.
7. Los costos de producción deben ser bajos, proporcionando ganancias que permitan cubrir necesidades materiales y mantener un buen nivel de vida familiar y comunitario.
8. Los deshechos producidos pueden ser reciclados en la misma finca y no deben generar contaminación.
9. La tecnología utilizada debe ser basada en insumos biológicos, practicas preventivas, obras de conservación de suelos, diseño de cultivos, herramientas y maquinarias que aumenten la productividad de la mano de obra familiar.
10. Las comunidades deben ser organizadas con participación activa e igualitaria de sus miembros.
11. Los conocimientos empleados deben ser organizados y escritos, ampliamente divulgados y producidos permanentemente como resultado de las investigaciones que involucran a los productores.
12. La naturaleza es entendida como un planeta vivo, donde los seres humanos coevolucionan junto al resto de las especies vivientes, o sea una visión ética de la naturaleza.

Fuente: http://produccionanimalsostenible.blogspot.com.es/