Alberto García Escalera, gerente técnico de Vacunas y Hormonas en MSD México, sostuvo que el sector ganadero en México se divide en 2 rubros: las fincas tecnificadas con sistemas estabulados y los sistemas extensivos, con los hatos pastando todo el tiempo.

En las primeras, el 99 % apela a la prevención de enfermedades con base en las vacunas, mientras que en la segundas su uso es bastante reducido. De acuerdo con el experto, apenas un 30 o 40 % de estas producciones utilizan las inoculaciones.

“La enfermedad más común, especialmente para nuestros países en América Latina, es la brucelosis. En México tenemos una campaña nacional de prevención de brucelosis, que está muy avanzada en los hatos altamente tecnificados, con programas preventivos muy rígidos para tratar de eliminar esta enfermedad”, subrayó.

García Escalera anotó que, al igual que los demás países, también deben lidiar con patologías como la rinotraqueitis infecciosa bovina, diarrea viral bovina, y leptospirosis, especialmente las zoonóticas.

Hay mucho foco de las autoridades y de medicina veterinaria para controlarlas, incluso hay programas de erradicación. Obviamente la parte fundamental es el uso de vacunas, que tengan los niveles de protección adecuados para frenar estos problemas”, declaró.

Fuente: Contextoganadero.com